Más información acerca de: Problemas del ojo diabético

¿De qué modo la diabetes afecta la visión? ¿Qué significa la diabetes para la visión?

Descripción de la diabetes:

Diabetic glucose meter

La diabetes es una enfermedad que afecta la manera en que procesamos los alimentos para obtener energía y lograr crecimiento. En todas las formas de diabetes, es decir, diabetes tipo 1, tipo 2 y gestacional, el cuerpo tiene dificultad para convertir el azúcar en sangre en energía, lo que origina una gran cantidad de posibles problemas de salud.

La diabetes puede ocasionar diversos trastornos oculares, incluidos cataratas, degeneración macular, glaucoma y retinopatía diabética. La retinopatía diabética es una enfermedad de la vista que afecta los vasos sanguíneos en la retina, la cual es sumamente importante. Este es el desorden ocular más común entre las personas que presentan diabetes.

Debido a que la retina es el área sensible a la luz de la parte posterior del ojo y responsable de procesar imágenes visuales, la retinopatía diabética puede afectar la visión de manera leve, moderada o incluso grave.

Casi el 45% de los estadounidenses a los que se les diagnostica diabetes presentan una etapa de retinopatía diabética. Además es uno de los principales motivos por los que se recomienda realizar un examen de la vista integral en forma anual a aquellas personas a las que se les diagnostica diabetes tipo 1 o tipo 2.

La diabetes y la visión:

La diabetes aumenta la probabilidad de que se presenten enfermedades o problemas oculares comunes relacionados con la diabetes

Las personas diabéticas son más proclives a desarrollar cataratas (una opacidad del cristalino) a una edad más temprana, por ejemplo. Además, las personas con diabetes tienen casi un 50% más de probabilidades de desarrollar glaucoma, un trastorno ocular que daña el nervio óptico y generalmente se caracteriza por un aumento de la presión ocular interna.

El edema macular (y la degeneración macular) también son más comunes en las personas diabéticas debido a la disfunción de los vasos sanguíneos ubicados dentro de la mácula, que es el área media de la retina responsable de la visión central y aguda.

Por este motivo, no se puede separar la diabetes y la visión. Si tiene diabetes, debe comprender los problemas visuales que aumentan la probabilidad como resultado de la enfermedad.

La diabetes y la visión.

No podemos hablar sobre los problemas del ojo diabético sin tener en cuenta la retinopatía diabética, que es la enfermedad más común del ojo diabético y la principal contribuyente de la ceguera en los adultos estadounidenses.

La retinopatía diabética implica la inflamación, la filtración o el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos en o cerca de la retina. Esta enfermedad consta de varias etapas. En la más temprana de ellas es probable que no se presenten síntomas visibles.

Los síntomas visibles incluyen manchas oscuras o negras en la visión que aumentan con el tiempo o visión borrosa grave debido al sangrado dentro del ojo.

Por esta razón es tan importante realizarse exámenes oculares integrales al tener en cuenta la diabetes y la visión. El paciente que tenga diabetes tipo 1 o tipo 2 corre el riesgo de desarrollar retinopatía diabética, y mientras mayor sea el tiempo que tenga diabetes, mayor probabilidad tendrá de desarrollar una de las formas de la enfermedad.

Los tratamientos para la retinopatía diabética incluyen el reemplazo del gel interno ubicado dentro del ojo (llamado vitrectomía) y los distintos tipos de cirugía con láser. En un ensayo clínico reciente también se indica que un mejor control de los niveles de azúcar en sangre retarda la aparición y el avance de la enfermedad en muchos pacientes.

Estadísticas de diabetes:

En los Estados Unidos, más de veintiún millones de personas tienen diabetes y se estima que otros seis millones desconocen que tienen una de las formas de la enfermedad. Además, se estima que cincuenta y cuatro millones de estadounidenses de entre cuarenta y setenta y cuatro años tienen prediabetes, una enfermedad en la cual corren el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Culturalmente, la diabetes tiene una probabilidad tres veces mayor de presentarse entre aquellos de nosotros que tengan herencia hispana. De hecho, uno de cada diez hispanos tiene diabetes. La diabetes es la quinta causa principal de muerte en asiático-americanos de entre cuarenta y cinco y sesenta y cinco años. Debido a que los asiático-americanos tienen menor probabilidad de ser obesos, generalmente, los médicos realizan un diagnóstico tardío. Por ese motivo, los exámenes de la vista regulares son muy importantes porque pueden conducir a un diagnóstico temprano de problemas de salud como la diabetes, hipertensión y otras enfermedades que nos afectan a todos.

De acuerdo con una encuesta reciente realizada por la American Optometric Association (Asociación Americana de Optometría), la diabetes es la causa principal de los nuevos casos de ceguera entre adultos de entre veinte y setenta y cuatro años.

La información de esta sección se presenta únicamente con fines de referencia. No se pretende dar consejos médicos, diagnosticar ni recetar tratamientos específicos. Si tiene preguntas o inquietudes sobre su visión, salud visual o posibles problemas oculares consulte a un profesional de la salud visual.

Agradecemos especialmente a los institutos National Eye Institute (NEI, por sus siglas en inglés), National Institutes of Health (NIH, por sus siglas en inglés), por el material que aportaron en la creación de este sitio Web. Visite el sitio Web de NEI/NIH

Enfermedades de los ojos y medicamentos

Transitions® y usted.

Vea lo mejor de la vida™ con los lentes Transitions®, la marca más recomendada en el mundo de lentes adaptables de prescripción.

Conozca más

Transitions® y usted.

Vea lo mejor de la vida™ con los lentes Transitions®, la marca más recomendada en el mundo de lentes adaptables de prescripción.

Conozca más

Ir a la guía.

Lo ayudaremos a encontrar los anteojos adecuados para usted. Simplemente, responda las preguntas sobre usted y sus necesidades.

Iniciar la guía